PARTICIPACIÓN RURAL VIVA ©

PAZ RISUEÑO VILLANUEVA

Hola a todos, ¡Buenas noches Arcas!!!

 ¡Os deseo a todos unas felices fiestas! Especialmente a estas chicas tan guapas que son nuestras embajadoras este año. Y a las autoridades que nos acompañan.

 Es un honor muy grande para mí ser la pregonera de las fiestas de Arcas (Muchas gracias a toda la corporación).

 Arcas, un pueblo que siento como mío porque vosotros habéis hecho que pueda sentirlo así.

 ¡Cuántos recuerdos me vienen ahora a la cabeza!

 ¡Tranquilos!, no os voy a contar todos porque nos tenemos que ir, pero sí algunos. No hace tanto tiempo que llegué a vivir aquí (es media vida para mí, pero es toda una vida para algunos, los que tienen 25 años.

¡Madre mía, he dicho 25!)  Pero sí, han cambiado mucho las cosas:

- Cuando llegué al pueblo, justo para las fiestas de S. Isidro, no me llegaba el agua ¡pues empezamos bien!

Estuve dos años con una hora de agua por la mañana y otra por la noche. Y me tenía que dar tiempo a todo: a llenar un depósito, a poner la lavadora, a regar las plantas…¡demasiado!!.

- Mis hijos me pedían piñas para llevar al colegio para poder encender la estufa. Había un aula aquí, en el antiguo edificio. Y tuve que ir a buscar porque no tenía en casa.

- No había contenedores de basura, la recogía el tío Lucio con su remolque. Al poco pusieron un bidón.

- Nos cambiaron de hijos a Pepi y a mí. Como no nos conocían dijeron: los morenos de esta y los rubios de aquella. Y ya está.

- Y cuando iba a la tienda de Dioni y Analina me ponían un apellido peculiar: “Paqui – Cementerio”, porque estaba Paqui, la peluquera, y yo vivía cerca. Es solo una anécdota que recuerdo con cariño.

- Mi marido se reía porque decía que en vez de ir nosotros a un mitin, venían a darnos el mitin a casa. Este fue Basilio. Una persona importante para el pueblo.

-  O cuando iba Luis a llevarme una carta y siempre se enrollaba (que raro). ¿Verdad Luis? Yo pensaba: “Qué gente tan abierta”.

 

-  O cuando fui la primera vez a comprar el pan, cerca de mediodía y me dijo Carmen: ¿Dónde vas a estas horas? Aquí la gente madruga más.

 

En fin, muchas cosas, os contaría otras tantas, pero, lo recuerdo con mucho cariño y, la verdad, siempre fui bien recibida. En este pueblo tratáis muy bien a la gente, no tenéis más que ver que de unos 400 habitantes que había entonces (me contó D. Paco que estuvieron a punto de cerrar la escuela), a ¿Cuántos hay ahora? unos  2000  ¿No Joaquín? No nos habrá ido tan mal a los que hemos ido llegando. Porque siguen llegando personas. ¡Y se quedan! Por algo será.

 

Ahora Arcas es un pueblo con muchos servicios, tenemos casi de todo: panadería, carnicería, supermercado, piscina, hoteles, biblioteca, colegio, guardería… y, sobre todo, un buen equipo de GENTE, (así, con mayúsculas) que hace posible que todo funcione: el alcalde, los concejales, el personal que trabaja en el ayuntamiento, que, por cierto, cuando nosotros tenemos fiesta ellos trabajan más, (aplauso para ellos) y todo el pueblo en general, porque siempre hay gente que colabora, en lo que haga falta.

Reyes (¿te acuerdas cuando te llamaba porque pasaba algo con el agua? Siempre estaba, fuese la hora que fuese. Eso es de agradecer. Y él es solo un ejemplo.

Los tiempos cambian, pero la gente sigue ahí. Sin ir más lejos D. Vicente, el cura, necesita una mención especial,porque desde que ha llegado se han hecho muchas cosas: teatro, bailes recuperados, nueva hermandad, aniversarios… pero cosas que implican a la gente del pueblo, a vosotros, a trabajar juntos; porque hacer cosas juntos, nos une, nos hace pueblo.  Además, Arcas está muy bien comunicado y se llega a Cuenca enseguida (pedazo de rotonda nos han hecho). Es lo que determinó que me viniera aquí y no a otro pueblo en el año 90.

 

Ahora hay muchas más cosas que te invitan a elegir Arcas.Pero bueno, yo esta noche no he venido a hablar de eso, esta noche quiero hablar de vosotros:

Carmen y Jesus, Josefa y Darmín, Mari y Luis, Encarna y Felix, Luisa y Jesus, Upe y su familia, Maria Jesus y Vidal, Epi, Mariluz y Mariano, Dioni, Analina, Cari, Chema y Conchi,  Pepi, (casi mi pareja de hecho),Miguel ¿Te acuerdas cuando se rodeaba mi casa de ovejas al anochecer? ¡Pues no disfrutaron mis hijos con los corderetes! Reyes, Inma, Maria José, Goyo, Jose Luis, Julian y Dioni, Ana y Jose… Y tantos… Sé que me dejo muchos pero no puedo nombraros a todos, (repito que nos tenemos que ir) daos por nombrados, de verdad. Os nombraría a muchos más.

Poco a poco os fui conociendo y me fui incorporando a la vida del pueblo: la asociación de mujeres, (¡anda que no hemos hecho cursos y meriendas!), la de padres (también han trabajado los padres por la escuela), las excursiones, (bueno, a veces no íbamos donde habíamos planeado, pero…) ¿os acordáis del tío Julián con su sombrero y su chaleco?, las peñas, (Ahora somos muchas más, no me sé el nombre de todas, pero seguimos estando “los mismos” (los de siempre) y “los otros” (los que van llegando); y “los okupas” (¡es mi peña!: esto viene de “las des-ocupas”, ¡anda que no animábamos la fiesta!, ¿os acordáis?: somos las…) luego llegaron ellos y hubo que cambiar el nombre.  Etc, etc, un etc. muy grande.

 

 Pero lo que quiero deciros, ahora que tengo esta oportunidad magnífica, es, que he recibido mucho cariño de vuestra parte. Vengo aquí y con cualquiera que me encuentro por la calle me saluda con cariño. Es algo que se nota, me abren las puertas de su casa ¿hay algo más bonito? ¿Y mis chicos? ¿Y mis chicas? Todos me saludan, perdonarme si no os digo algo a alguno, pero chicos crecéis tan deprisa que no os conozco, así que por favor, cuando me veáis hablarme y decirme quien sois, ¡claro!

Aquí empecé a pintar con Emilio, he estado en el hotel, en la biblioteca, en el ayuntamiento… eso me ha permitido conocer a mucha gente que ahora son amigos y a muchos de vosotros. Algunos grandes amigos (Ellos saben quiénes son). Tener amigos es, no estar sola. Eso hace que me sienta bien y que vuelva y vuelva  por aquí (aunque las circunstancias me hayan hecho vivir en Cuenca). Qué queréis que os diga, una os necesita. Es que vuelvo a mi pueblo, con mi gente.

Porque a los pueblos los hace la gente. Las cosas, los edificios, las fiestas, las asociaciones, todos los actos que se hacen, los hace la gente. ¿Por qué creéis que ahora tenemos esta Iglesia que es nuestro tesoro? Pues porque alguien en el s. XII se empeñó en hacer aquí una Iglesia de estas características y no de otras, (luego se hizo en el s. XIII pero las obras de palacio…). Era la moda de entonces:

El románico, aunque ya venía empujando fuerte el gótico y el arco ya no era redondo del todo, se apuntó un poco y quedó esta preciosidad de puerta. Y poner el campanario aquí al lado fue una idea originalísima, no me digáis.

 

Y aquí está y aquí estará después de nosotros. Y pasado el tiempo, siempre hay alguien con ganas de hacer cosas y ¿dónde va  uno a hacer mejor las cosas que en su pueblo, y para su pueblo, no os parece?

 

Aquí tenemos ahora a Joaquín, nuestro alcalde y su equipo, trabajando para todos, aunque a veces no entendamos algunas decisiones, creo que es un hombre trabajador y honesto, y no está solo, tiene un buen equipo de gente con el que trabajar y sacar a Arcas hacia delante. Incluida la oposición, también hace su tarea.

No todo es bueno, claro que nos equivocamos, cuando uno hace cosas se equivoca, pero ¿sabéis que me habéis enseñado en este pueblo? A perdonar, si, a perdonar, porque todos nos equivocamos y, al final, nos perdonamos unos a los otros. Y lo más importante, nos ayudamos. ¡Id tomando nota chicos! Vosotros sois la GENTE que seguirá haciendo cosas en el futuro.

 

Así que esta noche quiero daros las gracias por vuestra amabilidad, vuestra comprensión, vuestra acogida. Con vosotros una se siente entre amigos, en casa. Y como no puedo ir uno por uno diciéndoos algo, que es lo que me apetece, (nos tenemos que ir), me vais a permitir que os de las gracias de una manera especial.

 

Os voy a decir unos versos de Mario Benedetti, poeta uruguayo, que me gusta mucho porque dice las cosas de una manera sencilla y me vienen bien en este momento.Es un fragmento de un poema que se llama: Hagamos un trato.  (Lo he modificado un poco, lo digo para que el que lo conozca no me diga que no es así. Por adaptarlo a las circunstancias, solo he cogido el principio y el final):

Hagamos un trato: fragmento.

Compañeros,

ustedes saben

que pueden contar conmigo,

no hasta dos ni hasta diez

sino contar conmigo.

 

………………………………………………..

 

Pero hagamos un trato:

yo quisiera contar con vosotros,

es tan lindo

saber que ustedes existen,

uno se siente vivo;

y cuando digo esto

quiero decir contar

aunque sea hasta dos,

aunque sea hasta cinco.

No ya para que acudáis

presurosos en mi auxilio,

sino para saber

a ciencia cierta

que ustedes saben que pueden

contar conmigo.

Como no voy  a hablar de nuestro Patrón, por el que estamos aquí reunidos. Las fiestas son en su honor y en su recuerdo.

Cuando llegué a Arcas me llamó mucho la atención porque no era un patrón cualquiera. En casi todos los pueblos hay un santo o un virgen. Era ni más ni menos que ¡El Santo Rostro de Cristo! Tenemos el mejor patrón del mundo: El Jefe, el que está sentado a la derecha del Padre. ¡Tenemos enchufe! ¡seguro!!!

 

Antes de terminar, también quiero tener un recuerdo para los que se han ido este año: Aurora, ¡quien no se acuerda de ella!, Ofelia, especialmente para mí, y alguno más que seguramente desconozco, o conozco y no recuerdo en este momento, también para ellos. Cada uno tiene su añoranza particular y son muchos los que faltan, pero otros van llegando, como dicen los franceses: C’est la vie! Es la vida. Y, un recuerdo también para los que están enfermos o los que lo están pasando mal por cualquier otra circunstancia, que cada uno tiene las suyas.

 

                       ¡Que nuestro Patrón nos acoja a todos!

 

                           ¡Viva Santo Rostro! ¡Viva Arcas!

 

Y quiero terminar con unos poemas que escribí hace tiempo a la Iglesia y al campanario que tenemos delante (son breves, no os asustéis y con ellos termino):

                             A la iglesia de Arcas

 Tus gentes andan por las calles

 a tu impulso,

 bello y viejo corazón de piedra

 alzado sobre tu ágora particular.

 

Tus hijos se mueven,

 van hacia su destino,

 vuelven a sus raíces.

 

Tú, inamovible, perpetua,

 bastión de vidas perecederas.

Tú, sencilla, humilde,

 no eres catedral

 ni monasterio…

El tiempo pasa.

 Tu silencio habla

 de la historia de tus gentes,

 testigo mudo de sus vidas

 y de sus muertes.

 Has dejado en nuestra memoria

 un testamento:

 palabras,

 silencios,

 miradas,

 dudas,

 momentos…

 grabados en tus paredes:

 todo recuerdos.

 

                                              Campanario

 

Como la lluvia lenta cala tus piedras,

mirarte día a día,

va calando

en mi alma visitante

y fugitiva.

Mis ojos te recorren

piedra a piedra,

como gota a gota

se calan mis sentidos

de tu elegancia, de tu belleza,

y te yergues y te creces,

campanario,

amasado por los años

y las manos,

artesanos de recuerdos.

 

                                                                                                       Francisca Casas Rodríguez.

                                                                                                       Arcas,11 de septiembre de 2015

Album fotos Fiestas Sto Rostro 2015 http://participacionruralviva.ning.com/photo/albums/fiestas-sto-rostro

Album fotos Iglesia Arcas http://participacionruralviva.ning.com/photo/albums/iglesia-arcas

Visitas: 214

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de PARTICIPACIÓN RURAL VIVA © para añadir comentarios!

Participar en PARTICIPACIÓN RURAL VIVA ©

Comentario por Francisca Casas Rodríguez el septiembre 18, 2015 a las 11:55am

Tengo que decir que los dos últimos poemas no los leí porque una ver hecho el grito de Viva Sto Rostro y Viva Arcas no encontré el momento, pero lo comparto con vosotros.

Comentario por Francisca Casas Rodríguez el septiembre 18, 2015 a las 11:54am

Muchas gracias a todos. Fue un placer para mi hacerlo y también da gusto compartirlo con vosotros.

Comentario por Mª Ángeles Mesas Pérez el septiembre 17, 2015 a las 5:25pm
Enhorabuena y muchas felicidades Paqui. Un señor, tierno, entrañable, divertido y muy cercano.
Comentario por PAZ RISUEÑO VILLANUEVA el septiembre 15, 2015 a las 10:06pm

PAQUI,como a DULCINEA,me ha gustado tu pregón ¡olé !

Comentario por Francisca Casas Rodríguez el septiembre 15, 2015 a las 4:42pm

Si, muchos vinieron a saludarme, algunos muy emocionados. Gracias Dulcinea. Un abrazo, me alegró mucho verte en la estación.

Y gracias Paz por echarme una mano a publicarlo.

Comentario por Dulcinea el septiembre 15, 2015 a las 10:03am

¡Enhorabuena Paqui! Me ha gustado mucho tu pregón, seguro que le entusiasmó a tu gente. Un abrazo

DESIDERATA:Un poema anónimo:

Camina plácidamente entre el ruido y las prisas,y recuerda la PAZ que puede haber en el silencio.
Siempre que sea posible, sin rendirte,llévate bien con todas las personas.
Di tu verdad claramente y con serenidad;y escucha a los demás, incluso al torpe y al ignorante porque ellos también tienen una historia que contar.
Evita a las personas ruidosas y agresivas; son vejaciones para el espíritu.
Si te comparas con los demás, puedes volverte vanidosa o amargada pues siempre habrá personas mejores y peores que tú.
Disfruta de tus logros tanto como de tus proyectos.
Conserva el interés en tu profesión, por humilde que sea porque es un don verdadero en los cambios turbulentos de la fortuna.
Sé precavida en los negocios porque el mundo está lleno de astucias, mas que ello no no ciegue tus ojos ante la virtud que existe:muchas personas luchan por altos ideales y, en todas partes, la vida está llena de idealismos.
SÉ TÚ MISMA.Sobre todo, no finjas afecto.
Tampoco seas cínica con el amor porque, ante la aridez y el desencanto, el AMOR es perenne como la hierba.
Acepta mansamente el consejo de la edad y renuncia con elegancia a las cosas de la juventud.
Nutre la fortaleza de tu espíritu para que sea tu escudo ante la inesperada desgracia, más no te turbes con negras fantasías: Muchos miedos nacen del cansancio y la soledad.
Más allá de una sana disciplina,sé suave contigo misma.
Eres una criatura del universo, no menos que los árboles y las estrellas: tienes derecho a vivir.
Y tanto si lo ves claramente como si no, el Universo evoluciona tal como debe.
Por tanto, VIVE EN PAZ con Dios, no importa cómo lo concibas.
Y sean cuales sean tus afanes y aspiraciones en la ruidosa confusiòn de la vida, VIVE EN PAZ con tu alma.
Con todos sus fraudes, su rutina y sus sueños rotos, éste es un mundo hermoso
!SÉ ALEGRE Y LUCHA POR SER FELIZ¡

Fotos

RSS

© 2017   Creado por PAZ RISUEÑO VILLANUEVA.   Tecnología de

Reportar un problema  |  Términos de servicio